Juego responsable

Te ayudamos a mantener el control

Aunque la mayoría de las personas juega de forma segura y responsable, para algunos, el juego puede convertirse en un problema. Al jugar no te olvides de lo siguiente

  • El juego debe entenderse como algo para entretenerse y divertirse, y no como una forma de ganar dinero.
  • Juega solo lo que te puedas permitir perder.
  • Evita jugar para recuperar lo perdido.
  • Haz un seguimiento del tiempo y dinero que llevas invertido.

Si estás preocupado/a con respecto al juego, responde con honestidad las siguientes preguntas que te darán una idea de si tienes un problema con el juego:

  • ¿Jugar te aleja del trabajo, la universidad o la escuela?
  • ¿Juegas para evadirte de una vida infeliz o aburrida?
  • Cuando apuestas y te quedas sin dinero, ¿te sientes perdido/a y desesperado/a y necesitas volver a jugar lo antes posible?
  • ¿Apuestas hasta gastarte el último centavo, incluso el dinero de los gastos de la casa o lo que cuesta una taza de té?
  • ¿Alguna vez mentiste para encubrir la cantidad de dinero o tiempo que pasaste jugando?
  • ¿Recibiste críticas alguna vez por tu forma de jugar?
  • ¿Perdiste interés en tu familia, amigos o aficiones?
  • ¿Las discusiones, frustraciones o decepciones hacen que quieras jugar?
  • ¿Te sientes deprimido/a o tienes incluso ideas suicidas debido al juego?

Cuantas más veces hayas respondido afirmativamente, mayores serán las probabilidades de desarrollar un problema con el juego.

Si te preocupa el tiempo que pasas jugando, ¿por qué no haces una encuesta anónima e independiente para ayudarte a comprender mejor tu situación? Puedes completar la BBGS e-Screener del Cambridge Health Alliance.

Última revisión y actualización de esta página: Febrero 2020